"La actitud es todo"

¿Por qué me gusta cocinar?

Siempre entendí que una buena mesa es una buena forma de brindarse y el atender, el servir no empequeñece, al contrario, despierta un sentimiento de alegría muy grande. Quizás esto lo aprendí de mi padre, quien fue la persona que me enseñó a trabajar duro en la vida, (llegó a tener hasta tres trabajos a la vez para poder darnos la educación y alimentación que necesitábamos); entre uno de sus trabajos y amores, estaba la cocina y su pasión por agasajar…