Sin palabras

Si alguna vez tuviste cerca alguno de estos eternos niños, si alguna vez leíste Los bufones de Dios (Morris West) y si alguna vez de niño o de grande abrazaste fuerte a un perro entenderás esta conexión, este amor que emociona.

Deja un comentario para David

  • (will not be published)

3 Respuestas para “Sin palabras”