Mi historia

Nací un 30 de octubre de 1966 cuando este mundo era muy distinto. Dependiendo desde el lado que se lo mire, era un mundo más sencillo y más redondo, donde todo quedaba lejos y el demora en la llegada de la información era grande. Por si fuera poco, hasta mis 7 años viví con mis padres en un pueblo del interior llamado Arroyo Seco que hoy ya es ciudad (lo aclaro porque se me van a enojar los vecinos de aquel entonces). Aún tengo el recuerdo de alguna tía que por entonces venía de los Estados Unidos para navidad y yo la veía casi como a una astronauta. Mis pasiones, como todo chico, eran jugar el mayor tiempo posible, descubrir el entorno casi campestre que me rodeaba y nutrirme de cuanta historia de aventuras estuviera dando vueltas por allí, viendo mi cuerpo crecer y midiéndolo en una jirafa pegada en la pared que era un metro incluido en una Revista Billiken.

Más adelante, por motivos laborales y de mejora, mis papás pudieron comprar su casa en Rosario y nos vinimos a vivir aquí. Todavía tengo la imagen en mi mente de llegar a la ciudad en el camión de la mudanza. Llegaba a un mundo nuevo, lleno de miedos y desafíos. Mis padres eran gente muy trabajadora y luchadora. Mi papá, empleado del ferrocarril durante el día y mozo durante la noche. Mi mamá ama de casa y repostera de barrio como para generar un ingreso extra. Ellos me comenzaron a mostrar que luego de la niñez venía una etapa de lucha y sacrificio, y así siguieron mis años.

Al llegar a Rosario fui a una escuela bien de barrio llamada Gobernador Crespo y que le decían “Piojito” (se imaginarán porqué). Era una escuela donde se mezclaba un poco de todo: la gente humilde, la gente todavía un poco más humilde (no conocíamos ni existían las villas como son actualmente) y los que no íbamos a la otra escuela de un poco más de nivel que se llamaba Colón, también de barrio, pero de clase media.

Mi escuela tenía copa de leche, comedor escolar y merienda por la tarde. Allí aprendí que todo plato de comida tiene algún encanto, que la sopa sabe bien en verano como en invierno, que la palabra postre significa también pelar una naranja y que un helado en el día del niño era igualmente un regalo. Si rescato algo y mucho de esa etapa, es que aprendí a valorar muchas cosas que pueden parecer mínimas pero que para mucha gente no lo son.

Con el tiempo llegó una beca municipal que me permitió dar el gran salto educativo: poder ingresar en sexto grado de mi primaria al Colegio Salesiano San José. De esa etapa me queda la disciplina, la paciencia y además aprendí a pensar… se me enseño por sobre todo a razonar, a entender los problemas y buscar soluciones. En lo personal, allí aprendí a amar a mi país y sobre muchos valores de vida. Quedó grabado en mi memoria un gran cartel que veíamos todos los días al ingresar a la escuela, que medía más de 30 metros y tenía una frase del General San Martín: “Serás lo que debas ser o no serás nada”.

Luego llegó la secundaria, también en el Colegio San José. En ese momento me incliné por estudiar para técnico electrónico. Hay que pensar que en esa época (año 1979) se comenzaban a vislumbrar los avances en la electrónica, pasando del transistor al circuito integrado y la miniaturización de los componentes, y estudiar electrónica era estudiar una de las ciencias de avanzada en ese momento. El colegio me siguió formando en mi disciplina y contribuyendo a incrementar mi capacidad analítica para resolver problemas. Los ejemplos de vida que más nos influían en ese momento eran, por ejemplo, la gente que llegaba al Instituto Balseiro.

Al terminar la secundaria salí, literalmente, a la calle a ganar mi sustento. Corría el año 1986 y todos sabemos lo que es ser joven, tener poca experiencia como para impactar con un CCVV. Por otro lado, y lo más importante, siempre supe que mi camino era ser libre, ser mi propio jefe. Así, haciendo diversos trabajos, transcurrieron algunos años de mi juventud hasta que un día vi la posibilidad de ingresar a un negocio que recién comenzaba y se empezaba a vislumbrar con gran potencial: la instalación de alarmas domiciliarias. Nuevamente en mi vida, sin experiencia alguna en dicho rubro pero si con una amplia determinación de aprender, comencé. Luego, como en todo negocio, un cliente trajo a otro y fui creciendo, empecé a tomar empleados y así llegué a tener mi primer empresa/emprendimiento exitoso.

Corrían los años 90 y viajé a Estados Unidos a una exposición de seguridad para actualizarme en nuevas tecnologías electrónicas. Fue así que en aquel país, y con viajes subsecuentes, pude ver la primera ola de las .COM. No entendia demasiado que era todo eso ni como era el negocio en si, todo era extraño y nuevo para mi, pero sin embargo vi en internet el camino de una nueva era económica y de ampliación del acceso al conocimiento.

A partir de allí seguí con mis alarmas pero evaluando como daría el salto al mundo de internet. Una cosa lleva a la otra y con una idea clara de desarrollar sitios web, generé un producto que le permitía a las empresas de mi país tener presencia web a un costo totalmente accesible. El negocio se basaba en la excelente calidad de la gente Argentina, en un modelo de costos totalmente accesibles y mediante el uso de plantillas. Los sitios generados también los vendíamos en USA. Esta etapa transcurrió en plenos inicios de internet y con la convertibilidad todavía pujante, pero que ya entraba en decadencia. No fue un buen clima para vender desarrollos web. Por lo general, poca gente aquí sabía del potencial de tener un sitio web, el e-mail casi no era utilizado y los canales de comunicación predominantes eran el teléfono y el fax… cuesta creerlo hoy, no?

Luego llegó la caída de De La Rua, la salida de la convertibilidad y nuestro peso que volvió a valer ni un peso. Para ese entonces me encontraba con mis costos dolarizados y mis ingresos pesificados, una casa a medio pagar, un país incendiandose, mucha incertidumbre y sólo 200 dólares en el bolsillo. Llamé a un gran amigo que tengo en los Estados Unidos, que si bien no podía ayudarme económicamente, si podia darme un techo y un plato de comida como para ver si podía empezar con lo que sea por allá. Partí.

Imagínense que con 200 dolares en los EEUU no se puede hacer mucho y menos sin un vehículo con el que moverse en las distancias que tienen sus ciudades. Así es que tome la bordeadora de césped de mi amigo y comence a golpear puertas en su vecindario. En el primer lugar que me dijeron que sí (debo decir que más que cesped tenia un pedazo de la amazonia en su jardín y estuve cortando desde las 8 hasta las 18 hs), los dueños de esa casa me comenzaron a preguntar a que me dedicaba en mi país y yo les conté acerca de mi último emprendimiento de desarrollo de páginas web. Ellos me invitaron a cenar esa noche y me comentaron de una ONG con la que ellos colaboraban, dedicada a ayudar a las mujeres victimas de violencia doméstica. Esta ONG necesitaba realizar su sitio web y luego de esa noche ellos me presentaron a su directora. Hablando con ella, me comenta que quería llevar el contenido de un anuario de sus actividades y aportes a la comunidad a un sitio web, y me pide un presupuesto. Al día siguiente le presupuesto 700 dólares por el trabajo y le digo que para el miércoles próximo estaría listo. Ella se me queda mirando sin entender mucho y me pregunta ¿para que miércoles? y si además no me faltaba algún cero en el presupuesto. Yo comencé a sudar frío por el temor a perder este trabajo, y ella me dijo… “hagamos una cosa, si para el miércoles próximo el trabajo esta listo, te pago mil dolares. De más esta decir que el trabajo se terminó antes de lo pactado y desde allí cambió la suerte. Un trabajo trajo otro y otro… con el dinero que cobraba allá, pude estabilizar la situación en Argentina y comenzar a invertir en algunas computadoras para diseñar en el living de mi casa, que era nuestra gran oficina.

Luego en USA sucedió lo de las torres gemelas y todo volvió a cambiar. El país de la libertad y el respeto, cambió y se llenó de controles, guerra y un clima enrarecido. Por otro lado, más allá que en lo económico me iba cada vez mejor, sentía que le estaba fallando a mi país, que había un negocio que podía hacer desde aquí y era para mi una posibilidad de traer trabajo genuino y de nivel mundial, pero no podía verlo.

Seguramente escucharon alguna vez ese dicho popular que dice que cada niño que viene a este mundo llega con un pan bajo el brazo. Yo siempre bromeo que mi primer hija llegó con un servidor bajo el brazo. Una noche a las 5 am suena el teléfono que tenía en EEUU y era mi mujer desde Rosario que me decía que íbamos a ser papá. Imaginen sus miedos y dudas… yo a 8000 km de distancia, ella aquí en un país a duras penas saliendo de la crisis pero con un futuro incierto. Esa llamada fue un alivio para mi, un faro que me marcó el camino a seguir y en que país quería criar a mi hija. Ese país era mi país, Argentina y en la ciudad que me dió todo, Rosario. En ese momento comencé a pensar en como sintetizar en un nuevo emprendimiento que fuera posible realizar desde Argentina, que tuviera un alcance mundial y que nos permitiera pensar en grande. Así y allí surge, de toda la experiencia de vida, vender hosting. Recuerdo que el nombre Dattatec.com, lo registre la noche siguiente y todo comenzó comprando un pequeño plan revendedor a una empresa de New Jersey.

Luego ya si vino mi vuelta definitiva y estos ultimos diez años de lucha que hoy me tienen aquí.

Dejar un cometario

  • (will not be published)

55 Respuestas para “Mi historia”

  1. Carlos Aldo Giusti

    Guillermo , es una historia , muy linda , como yo digo siempre , con quien no pensó no podes hablar , me siento identificado con tu historia.
    Naci en Arroyo Seco , vivi en Cnel. Bogado y en año 1962 , mi viejo , emigro hacia el Sur , como le decían lo paperos , que se venia a Balcarce , mi padre trabajaba en una fabrica en La Vanguardia , y decidió , venir para Mar del Plata.
    Creci aca , estudie , me case y tengo cuatro hijos marplatenses , siempre estuve ligado al agro , y realice negocios con proveedores de Rosario y zona , la pifie , con la ola de siembra directa , me segui apasionando con la papa ,y no arme una sembradora en los noventa.
    Segui con las amquinas para papa y casi fui a para al caraj..
    En 1986 , liquide una sacadora de papa y en 1987 , empece a armar MDQ trailers , de la nada
    y por intermedio de una persona llegue a Uds. , así armamos nuestra pagina web , a los ponchazos .Y no sabes como nos instalamos , hoy somos un referente en trailers , y remolques chicos , y mi hijo que ” armo ” pa primer pagina , es ahora Licenciado en Admimstración Agraria.
    ( estoy orgulloso de el y veo que toda las veces que lo lleve a una Expochacra, o Feriagro no fue al pedo).
    Discutimos en el trabajo , porque yo ya estoy “viejo” y sabes que se viene una nueva ola.
    Una que me dijo ,—: vos pensas que alguien va a buscarte por la guia telefonica , criticandome por colocar un aviso en Paginas Amarilla , hoy te buscan en Google , y es asi.
    Un smatphone , un gps , tipea mdqtrailers.com.ar y listo , lo compruebo dia a dia.
    Fue gusto escribirte estas lineas y decirte que nos setimos parte de DonWeb , un abrazo.
    Carlos

    Responder
  2. DELIA MERCEDES CIURO

    QUERIDO GUILLERMO HE LEIDO DETENIDAMENTE TU HISTORIA DE VIDA Y COMO YA TE HABRAN DICHO MUCHOS, ES LA HISTORIA DE UN VERDADERO LUCHADOR, UN VERDADERO HACEDOR DE SU VIDA. POR OTRO LADO AL REVISAR TU RELATO ENCONTRE QUE FUISTE EN ROSARIO A LA ESCUELA GOBERNADOR CRESPO ” LA PIOJITO” DE LA CALLE SANTA FE A LA QUE CONCURRI YO TAMBIEN EN LOS PRIMEROS AÑOS DE MI VIDA ESCOLAR PORQUE MI MADRE, DELIA MARIA RODRIGUEZ DE CIURO, ERA MAESTRA DE ESA ADORADA ESCUELITA.
    TAMBIEN RECUERDO LA MERIENDA DE LA QUE HABLAS Y MUCHAS VECES MI PADRE CONSEGUIA DONACIONES DE VAINILLAS PARA QUE TODOS PUDIERAMOS COMERLAS CON EL MATE COCIDO.
    EN QUINTO GRADO ENTRE PARA CONTINUAR MIS ESTUDIOS AL NORMAL 2 Y AHI PUDE OBTENER MI DIPLOMA DE MAESTRA.
    COMO A VOS LA VIDA ME PREMIO PERMITIENDOME EJERCER EN LO QUE SIEMPRE ME GUSTO Y, AFORTUNADAMENTE PUDE INGRESAR ( DESPUES DE UN EXAMEN DE AQUELLOS) A TRABAJAR EN MI ADORADO Y QUERIDO COLEGIO GOETHE, DONDE FUI MAESTRA DE TU BELLA HIJA.
    MUCHAS VECES CONVERSAMOS PERO JAMAS SUPIMOS DE LAS CASUALIDADES O CAUSALIDADES QUE NOS UNIAN.
    ESTOY FELIZ DE HABERLO DESCUBIERTO Y ME IMPRESIONA TU PUJANZA Y TU SOLIDARIDAD.NO ES FACIL SER EMPRESARIO EN ESTE QUERIDO PAIS, TAMPOCO ES FACIL TENER UNA FAMILIA CON PRINCIPIOS COMO LA QUE TENES. A VECES HAY QUE LUCHAR CONTRA LOS MOLINOS DE VIENTO PARA MANTENERSE FIRME.
    UN BESO GRANDE Y LO MEJOR PARA VOS DE ESTA “PIOJITO” QUE PERMANECIO DURANTE 40 AÑOS EN UNA EMPRESA AL SERVICIO DE LA EDUCACION CON VALORES Y PRINCIPIOS FIRMES.

    Responder
  3. Carlos Alberto

    Realmente la historia, es para tener como ejemplo, por el logro y como llegó, esto nos dice, que debemos ser constante para conseguir nuestras metas, igual, me gustaría hacerle una recomendación desde lo profesional, hablo desde el suceso que en el día de hoy me sucedió, con su área de soporte técnico, la solución que ofrecen, no permite que el usuario tenga la inmediatez, ni la potencialidad, para lograr mejores propósitos, es por ello, que me gustaría una charla, para mejorar el servicio, ofreciendo una solución dando mayor valor agregado a su empresa.
    Saludos
    Carlos
    Cibernético Matemático

    Responder
  4. Gonzalo

    Hola Guillermo, la verdad que su historia de vida es muy agradable de leer. Yo, siendo un joven de 24 años de edad y amando la tecnología siento admiración por usted, por lo que logro y pasando lo que paso en su vida, obviamente que todos tenemos nuestra historia de vida. Pero hay tres palabras que usted menciona, en las cuales me veo reflejado: Empresa-Web-Mi País. La relación de estas palabras están vinculadas a mis pasiones y deseos (el diseño web, tecnología, testeo de softwares, hardwares, informática, empresas, crecimiento empresarial) y que decir de Mi País, de este último puedo decir que Dios quiera algún día pueda construir lo que usted con tanto sacrificio logro, para ayudar a Mi País a mejorar creando una nueva cultura del trabajo y de innovación.

    Espero no haberlo aburrido con mis palabras, ojalá algún día podamos sentarnos a tomar un café e intercambiar ideas.

    Atte.
    Gonzalo E. Gutiérrez

    Responder
  5. Jaime del Castillo Dávila

    Hola Guillermo, estoy empezando por ser revendedor y empezar el camino que tu empezaste hace más de 10 años. Hace mucho tiempo quería empezar este negocio y por fin me decido, es duro empezar pero debo hacerlo ya. Un Abrazo y que Dios te bendiga mucho. Como aca decimos la Torta es grande el sol sale para todos. Cada día se abren miles de empresas que quieren y necesitan una página web y a ello vamos.

    Responder
  6. Esteban PHATOUROS

    Hola Guillermo. La historia esta muy buena. Me dedico al periodismo educativo, estaría bueno tenerla en video, para difundirla en escuelas secundarias, y CBC donde la gente necesita historias de Argentinos, que desde 0, pudieron comenzar un proyecto. saludos Esteban

    Responder
  7. Pablo

    Guillermo
    Espero conocerte algun día personalmente y poder acompañarte en algunos de los proyectos presentes o futuros.
    Con mi esposa soñamos un mundo mejor para nuestros hijos y para todos los ñinos que son el futuro…
    Agradecido.
    Pablo

    Responder
  8. ignacio rodriguez

    hola guillermo ,se nota que todo lo lograste con gran sacrificio y es destacable de donde empesaste a construir tu futuro,te felicito. yo me dedico a la refrigeracion y tambien me costo mucho llegar a mi primera sastifaccion laboral que fue crear mi empresita http://www.centralfrio.com y en este momento estoy intentando
    publicitarla y que se de a conocer, y gracias a dattatec y su facilidad para registrar mi dominio estoy cada ves mas cerca,todo lo hago con pocos recursos pero el sacrificio siempre vale la pena.hoy mi objetivo es armar una buena pagina web para clientes de argentina y convertir http://www.centralfrio.com en la empresa de venta y reparacion de motocompresores de refrigeracion mejor posicionada en nuestro pais.
    gracias por tu experiencia

    Responder
  9. Fernando

    Hola Gullermo, yo nací el 19 de Nov. de 1966 y parte de tu historia me identifica, fundamentalmente la del “sueño de ser tu propio jefe”. Hoy me encuentro con un nuevo proyecto. FAVProducciones, y como soy mi propio jefe, te juro me haría una denuncia por explotador, nada más injusto para un trabajador que ser su propio jefe o no?, al igual que vos intento darle a la gente un producto de calidad a un costo muy accesible lo cual conlleva un gran esfuerzo para lograr el mejor costo y la mayor calidad. Hoy después de leer tu historia de vida, estoy convencido, que haberlos elegido para colocar mi humilde página, fue un gran acierto. Gracias vamos por más!!!!

    Responder
  10. Rubén Francisco Mosciaro

    Hola Guillermo, estoy muy contento de conocer tu historia y de ser tu cliente, soy mucho más grande (de edad) que vos, sin embargo al leer tu historia nos identificamos; interpreto que todo cambió para bién (sobre la tecnología), lo que está escasa es la familia como refugio de donde venimos.
    Un fuerte abrazo
    Rubén

    Responder
  11. Marcos

    Guillermo: muchas felicitaciones y a seguir innovando. Tu experiencia de vida se parece mucho a la mia con algunas diferencias de lugares y opcupaciones, pero me identifico muchisimo con el levantarse y volver a empezar tipico de los emprendedores natos. Saludos!

    Responder
  12. Jose Luis

    Hola guillermo…. tenes la misma lucha que mis padres cuando vinieron de España a este hermoso país. Me surgen unas preguntas….. Que edad tenias cuando partiste a EEUU a laburar “de lo que sea”?, Cuando fue que empezaste a montar ese edificio en Rosario que hoy es donweb.com?, y por otro lado…… como hiciste para pasar ese momento de incertidumbre crucial en tu vida?, tuviste miedo?, que te ayudaba a seguir adelante?. Desde ya muchas gracias…..

    PD: Me encantaría asistir a alguna conferencia que des, si estas en buenos aires, te puedo brindar un lugar en microcentro (gratis) para que la des.

    Responder
  13. Mónica Nielsen

    Guillermo, me encanto tu historia, te cuento que yo tuve un sueño y lo materialize, funde el CSAD Ernesto Che Guevara de Jesús María, y es un trabajo social donde mucha gente de espacios vulnerables han tomado como pertenencia, sus vidas han cambiado y tenemos un objetico en común el ayudar a los chicos a tener otra mirada y desde el Futbol hemos logrado muchas cosas, pero las necesidades son cada día más, nos gustaría saber como podemos hacer un sitio y que tu nos ayudaras, desde ya te agrdecemos esperamos una respuesta y te enviamos un gran abrazo. Atte. Mónica Nielsen Presidenta, del Club. El Cel del Club es: 03525 15506975

    Responder
  14. Leandro L Trotta.

    Genio , lei tu historia ,un gusto verdaderamente haberla leido !
    yo hice todo el primario en San Jose de transito A-355 , hice hasta el primer año de secundario pero no me fue bien , tenia problemas de concentracion ! hoy tengo mi sitio que me cuesta un poco llevarlo adelante pero por suerte tengo algunos buenos trabajos como para sustentar la facu (medicina) .mi historia tambien es parecida en como se inicio mi negocio , sinceramente lo quiero mucho porque surgio de un chispazo en mi cabeza , hoy me encuentro afrontando un segundo desafio que proximamente estare proximo a promocionar mediante la web , te mando un abrazo grande aveces la gente no comprende lo que es la honestidad en la comunicacion , por ello es que fue un gusto leer tu verdadero profile !

    Responder
    • Guillermo

      Gracias Leandro, pero no es genialidad ni mucho menos, simplemente trabaja duro y todo se logra.

      Un Abrazo,

      Guillermo

  15. Francisco Gomez

    Casi la misma historia pero local, hijo de inmigrantes españoles que trabajaban de sol a sol, en una jardinera de vendedor de Huevos, desde los 4o 5 años he visto algo que quizás nunca vean al Lucero de la mañana salir en el horizonte, logre terminar el primario y cuan do tenia 22 años me casa y Dios me regalo 5 hijos, seguí trabajando en lo mismo de mi padre pero con un viejo rastrojero, hasta que a los 28 años decidí hacer el secundario que termine en tiempo record y luego entrar en la facultad de medicina y recibirme 7 años después. Seguir la carrera docente medica y recibirme de especialista en Cirugía que es lo que ahora hago a mis casi 70 años, siempre Dios no pone las oportunidades y como decía mi madre …….las pintan calva….. somos ejemplo que deberían seguir los jóvenes de hoy y no vivir de las dadivas gubernamentales te felicito Que Dios te bendiga

    Responder
  16. Sergio

    Te quiero felicitar por la empresa que formaste, por la calidad de los productos que ofrecen, la eficiencia de todos los servicios, la innovación constante, y lo que es un ejemplo para mi, la excelente atención que me brindan. Espero que sigan así siempre.

    Responder
  17. Pablo Arce

    Wow, increible como fuiste surfeando por la vida y las decisiones importantes y trascendentales.
    Me siento identificado principalmente en “ser libre y mi propio jefe” porque esa es mi premisa desde 2008… Aun soy joven, pero tengo grandes aspiraciones y estos relatos son enormemente motivadores…

    Acabo de enterarme que cambiaron a donweb… Soy cliente hace poco mas de 1 año, creo…
    Muchas gracias por compartirlo!!
    Atte. Pablo Arce

    Responder
  18. Giuseppe Ferrante

    Guillermo, recuerdo con mucho agrado los dias que nuestras familias tuvieron la oportunidad de compartir unos pocos dias de descanso en Los Roques-Venezuela, esa experiencia corta, pero en la que unos perfectos desconocidos compartimos en familia casi como si nos hubieramos conocido en Rosario o Caracas en los primeros años de estudio, me permite afirmar con contundencia que cualquier sensacion de humildad que pueda transmitir tu relato se queda corta, tanto tu como esposa e hijas cuentan con una enorme calidad humana que no los puede llevar a algo distinto que al exito en cualquier cosa que emprendan. Me despido manifestando mi enorme alegria de saber de ti.

    Responder
  19. José

    Con perseverancia y convicción todo se puede. Mi respeto y admiración a Ud., y a su Señora esposa, participe sin lugar a dudas de esta experiencia de vida, por haberlo acompañado en todo momento y en lo más difíciles aún.
    Que su ejemplo y el de su Señora; de no bajarse nunca del barco a pesar de las tormentas; sea un ejemplo de enseñanza para todas las generaciones presentes o por venir.
    Gracias por compartir parte de su vida!!!
    Felicidades Sr. Guillermo

    Responder
    • Guillermo

      Gracias Jose, ojala que nuestro testimonio sirva simplemente para demostrar que desde Latinoamerica tambien se pueden lograr cosas importantes.

      Un abrazo y a sus ordenes.

      Guillermo

  20. Matias

    maravillosa historia Guillermo… queda mas que claro el mensaje que estas trasmitiendo con esta historia: “nunca abandones tus sueños”… yo vengo siguiendo tus actividades con dattatec (ahora con donweb) y veo las pilas y esfuerzo que le metes en cada detalle de tu empresa, la manera que te involucras.. para mi sos todo un modelo a seguir. Un saludo grande…

    Responder
    • Luz

      Guillermo! Soy clienta tuya! Tengo el hosting con tu empresa.
      Maravillosa historia, adoré tu relato y tu personalidad! Ojalá tenga tu suerte…a pesar de las pruebas nunca te desanimaste y llegaste lejos! Te abrazo!

  21. Luis M.

    Hola Guillermo
    La verdad que una gran historia la tuya y muy linda de leer, la cual demuestra la calidad de persona que está al mando de Dattatec, admirable. En mi caso soy desarrollado de software, nací al año siguiente al tuyo en la provincia vecina (Entre Ríos), comencé con esto de la programación cuando tenía 13 años, hoy ya 46 pirulos, pero tal cual como vos, aposté a este país y tengo la plena seguridad que vendrán tiempos mejores y que hay mucho camino por recorrer.

    Te envío un fuerte abrazo virtual y el mejor de los deseos para los años venideros para vos y tu familia.

    Luis

    Responder
  22. adrian

    que tal me gustaria si podes detallar despues de este texto lo mas que puedas.porque creo que lo mas interesante es lo que falta de contar
    grs. sludos.
    lo registre la noche siguiente y todo comenzó comprando un pequeño plan revendedor a una empresa de New Jersey.

    Luego ya si vino mi vuelta definitiva y estos ultimos diez años de lucha que hoy me tienen aquí.

    Responder
  23. Daniel Marti

    Genial relato y un personaje como pocos. Guillermo, así como vos forjaste tu futuro gracias a la tecnología, mi empresa y yo , lo conseguimos a través de tus servicios. Un abrazo, buen año y siempre adelante !!

    Responder
  24. Rodrigo Verdugo

    Guillermo que tal, primero quiero darte las gracias a ti y el equipo increíble que confirma tu empresa. yo soy de Chile y he buscado igual que tu un sueño que forjar. cuando encontré tu empresa encontré la empresa que busque siempre en mi país. hoy he leído tu historia y eso me inspira mucho mas a continuar mi proyecto. te deseo la mejor de las suerte para tu futuro y un caluroso abrazo a cada integrante de tu equipo que sin duda son los mejores en lo que hacen. Saludos

    Responder
  25. Alvaro PENIN

    Amigo, es conmovedora e impactante tu historia. (la verdad me toco) yo tengo 52 años y estoy volviendo a empezar. (la vida es un eterno volver a empezar) Quiero felicitarte, y de corazon decirte que Dios Te bendiga grandemente.!

    Alvaro PENIN (Bell Ville – Cordoba )

    Responder
  26. Daniel Robaldo

    Hola Guilllermo:
    En primer lugar gracias por compartir tu historia de permanencia, fe y perseverancia. Hay muy pocos modelos válidos en nuestro país para los chicos y creo que muchos como vos, tenemos esa cosa de que este país se merece un cambio y ponerle esperanza. Esa intencionalidad hacia el cambio es lo que necesitamos transferirle a nuestros pibes argentinos, y así sacarlos de la violencia en sus diferentes formas a la que son arrastrados. Juntos todos podremos hacer un gran país. Un gran abrazo. Nuevamente gracias por compartir tu experiencia.

    Responder
  27. pablo

    Hola Guilermo, me gustaría hacerle una consulta…
    Usted realizó estudios universitarios? o no le fueron necesarios ?

    Saludos !

    Responder
    • Guillermo

      Hola Pablo,
      Tengo estudios universitarios inconclusos, tanto en Ciencias Economicas, como en Administracion de Empresas. si tu pregunta apunta a si estudias o no, yo soy siempre creo que cuanto mas estudio uno mas preparado esta en la vida.

      Un fuerte abrazo,

      Guillermo

  28. Julio Rodríguez

    Nací un 30 de octubre, pero de 1931. Ayer, ambos festejamos nuestro cumpleaños…yo vislumbrando la partida y tú, gracias a Dios, en una etapa de proyectos y desarrollos. Hace mucho tiempo que no trabajo en mi sitio…tanto que ya he olvidado como manejarlo; no sé si en algún momento volveré a escribir algo. Guillermo, tan sólo te digo que siguen vigentes, en esta etapa oscura, por lo menos para mí, los principios de Libertad y Respeto que inspiraron la realización de mi sitio. También el Creer y Esperar, mensaje que puse pensando en los jóvenes desorientados que en aquel entonces y hoy, pululan en nuestra maravillosa geografía. Notarás que no pongo País: el que soñé y viví se ha perdido en algún recoveco del largo camino transitado desde aquel 30 de octubre. Un saludo afectuoso. Julio Rodríguez

    Responder
    • Guillermo

      Hola Julio,
      Ingrese a tu sitio y lei la parte de tu historia que escribiste y desde ya gracias por compartirla con todos nosotros.

      Un abrszo grande,

      Guillermo

  29. Mariano

    Excelente historia Guillermo! Me parece muy motivadora. Yo recien estoy empezando mi vida adulta y comenzando a buscar oportunidades para crecer. Espero en unos 20 años poder contar una historia como la tuya! Sos un modelo a seguir. Un abrazo.

    Responder
  30. Nora

    Hola, a cuantos argentinos nos unen estas palabras, por lo que hemos tenido que pasar!!!! Mi esposo partió en el 2001, sigue allá en el norte, no le fue tan bien como a vos, pero la sigue luchando. Me alegra leer esta historia, por el camino y por lo logrado, felicitaciones !!!

    Responder
  31. Hugo Miguel Revelino

    Tu historia es la de muchos habitantes de esta Argentina, nuestra Argentina, tan impredecible e inestable.
    Hoy te va bien, mañana… no se, porque las reglas cambiaron, porque el dólar cambió, porque el gobierno cambió. Pero seguimos nadando contracorriente y en los rápidos.
    Mucho éxito, Guillermo.

    Responder
  32. Luis

    Gracias por compartir tu historia con tus clientes, exelente, un alago ser cliente de esta empresa que armaste, exitos y nunca pierdas los objetivos.
    Un dia una persona me dijo, la verdadera felicidad esta en apreciar y compartir, momentos con los que amamos….

    Saludos Luis

    Responder
  33. Ignacio San Sebastian

    Ya te deje un comentario en la pagina, pero no dejo de emocionarme, por que veo reflejada parte de mi vida, soy algo mayor del 1954, fabrique alarmas , y equipos de fm soy de los pioneros que parieron la radiodifusión de hoy con mas de 30 000 radios, en los 90 no llegaban ni a 500 y un puñado de dueños.
    un abrazo .
    Ignacio

    Responder
  34. Luis Lofiego

    Te felicito de todo corazon. no se si Te acordas de Mi. viviamos a unas cuadras de distancia en Rosario y fuimos compañeros en el San Jose en primer año. Un abrazo y que sigas muy bien. de verdad me alegro mucho tener noticias Tuyas

    Responder
  35. Claudio Lanzini

    Hola Guillermo! Te felicito por tu empresa y tus éxitos. No se si te acordaras de mi pero hicimos el colegio secundario en el San José juntos. Te mando un fuerte abrazo y muchas gracias por ayudarme a difundir mi música. Claudio Lanzini.

    Responder
    • Guillermo

      Si, claro que me acuerdo ! Como andas Claudio? Que bueno saber de vos! ,aqui estamos para lo que necesites.

      Un abrazo grande,

      Guillermo

  36. Pablo Drappo

    Desde que me pase a Dattatec me venia preguntando, como es que usted se transformo en la persona que es hoy en día y como dattatec se volvió Dattatec, esta historia cuenta de una manera bien criolla como sucedió eso. Me sentí muy identificado con ella y con los desenlaces que tiene y como una cosa llevo a la otra. Yo soy técnico electrónico, instalo alarmas y camaras como asi tambien desarrollo paginas web, así que me sentí mas que identificado con su historia. Espero algún día tener la oportunidad de estrechar su mano. Lo saluda atte. Pablo Drappo

    Responder
    • Guillermo

      Hola Pablo,
      El gusto tambien sera mio, a sus ordenes aqui estamos para ayudarle a continuar creciendo.

      Un abrazo,

      Guillermo